Nacho y sus “zapatos” armaron la polémica

Nuevamente el integrante del dúo Chino y Nacho, Miguel Ignacio Mendoza, causa alboroto en las redes sociales. Esta vez se trata de una fotografía en la que posa mostrando unos zapatos, que aún cuando tienen poco tiempo en el mercado, fueron creados por un afecto al proceso político del Gobierno nacional, y hasta su publicidad está a cargo de personajes públicamente conocidos como defensores del proceso chavista.

Tal como sucedió con la famosa gorra que en el año 2003 la organización “Clase Media en Positivo” le obsequió al presidente Hugo Chávez, (y que curiosamente los opositores utilizan para identificarse como contrarios a su proceso político), ahora se desata la polémica en cuanto a quien debe usar el calzado adornado con el tricolor de la Bandera Nacional.

nachozapcha2

Nacho posó para si Instagram los zapatos, acompañados de un texto: “Agradecido con mi hermano @almeidapsuv por enviarme los zapatos @newarrival.ve con los colores de nuestra bandera. Tenemos pensamientos muy distintos con respecto al escenario social y político de Venezuela, pero nada ha podido quebrantar nuestra amistad y nos gustaría que todos nuestros compatriotas pudieran hacer lo mismo que nosotros, aceptar con cariño el punto de vista del otro, debatir libremente. Así no nos entendamos, aceptémonos“.

Tras el aluvión de comentarios, en los que lo criticaban por “usar zapatos chavistas” o aceptar regalos de un “chavista” junto a otros despectivos calificativos hacia los simpatizantes del proceso político del Gobierno, el reggaetonero publicó otro mensaje: “Tristeza, eso alberga mi corazón. Me siento acostumbrado a las críticas destructivas y mal intencionadas a mis maneras de proceder, pero no me acostumbro a que la gente se odie entre sí. Acepto que vayan en mi contra porque mi vida es pública; ser juzgado siempre, es una de las consecuencias que debo asumir, pero leer a personas maldiciéndose, atacándose, deseándose la muerte y apreciar una dirección tan diferente a las lecciones que dio Jesucristo, según la historia, me deja consternado. Por mucho mal que alguien nos haga, no debemos convertirnos en reos del rencor porque el daño sería doble. En mi foto anterior mostré unos zapatos, regalo de un amigo chavista radical, y se desató la guerra. Sigo firme en contra de las acciones del gobierno venezolano y desde una perspectiva personal pienso que lo mejor es cambiarlo, pero ¿por qué odiar con tanta fuerza a quien tiene una visión distinta, sea real o a conveniencia? Refutar sus teorías, rechazar sus actos y debatir con argumentos es diferente a decirle: “maldito, ojalá te mueras”. Es tan superior desear un mal de esa envergadura, que estoy seguro de que solo decirlo debe deteriorar la salud física y mental del interprete. Chavistas preguntado: “¿por qué le regalaste los zapatos a ese maldito apátrida basura?” Opositores diciendo: “a esos malditos chavistas hay que quemarlos a todos, jamás me pondría esos zapatos de mierda”. Supongo que si tienen un hermano diferente a ustedes, ni siquiera le hablarían, se acabarían las reuniones familiares, no le brindarían ni agua aunque sea su sangre, ni se tomarían una foto con el “traidor”. Cuando Mandela llegó a la presidencia, todos los que trabajaban con el régimen opresor anterior pensaron que él les quitaría sus trabajos pero hizo lo contrario, los involucró en su visión y les habló de inclusión. Entonces, con el cambio ¿botamos a los trabajadores chavistas? ¿Nos convertimos en lo mismo que rechazamos o enseñamos una buena lección? Entonces, ¿si me opongo al chavismo soy el enemigo? ¿Tomarás de manera literal la frase de Chávez: “a los enemigos ni agua”? Nos quejamos de mucha miseria pero no hay peor miseria que la del alma y la del corazón. Dios nos agarre confesados“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *